Antigüedades de hierro forjado

La forja del hierro es una de las pocas actividades artesanales, que permanece inalterada en su metodología (desde su comienzo el s. XII a. C.) hasta nuestros días: su forma básica no requiere más que una pieza de hierro, fuego y martillo.

Las antigüedades de hierro forjado que se conservan y se mueven en el mercado, son principalmente aquellas con origen directo o inmediatamente posterior al periodo modernista, es decir hasta principios del s. XX. En España, el artista Antonio Gaudí es quien más influyó (y lo hace hasta ahora) con su propuesta estética. Sus creaciones incluyeron: vitrinas, mobiliario y esculturas decorativas.



Objetos y muebles de hierro forjado

La variedad de objetos tradicionalmente forjados en metal, responden a necesidades funcionales: mesas, sillas, mobiliario exterior, candelabros, lámparas, marquesinas, etc. En otras ocasiones están integrados en la construcción: rejas, barandillas, escaleras, puertas y balcones. Los objetos con más valor como antigüedad tienen la particularidad incluir adornos que en ocasiones son parte principal de la pieza: florituras, formas sinuosas, tirabuzones y volutas.

De este modo es posible encontrar desde mesas muy simples con un par de volutas, hasta complicadas esculturas meramete decorativas. En general los objetos de hierro más deseados son aquellos donde se aprecia una factura refinada de los adornos.



Técnicas y diseños históricos

Diferentes períodos y corrientes artísticas han empleado diferentes técnicas en la forja, lo que ha dado lugar a acabados y formas características de ciertas épocas. Por ejemplo, en el periodo clásico romano y griego se utilizaban varas de sección redonda y se modelaban formas muy suaves, en consonancia con los cánones estéticos de la época.

Posteriormente el arte gótico hizo uso extensivo de las varas de sección cuadrada, que permitían toda clase de formas espirales y estilizadas, también usadas en su arquitectura. A partir del siglo XVII el arte barroco y el rococó llevaron al extremo la dificultad técnica, la elaboración de adornos florales, esferas y estructuras curvas. Hacia finales del siglo XIX, y con el comienzo del arte moderno, se hizo muy popular la utilización de maquinaria en la forja, esto permitió automatizar y acelerar los procesos: sistemas de martilleo, punzones mecánicos y dobladores hidráulicos.



Herramientas para la forja

La herramientas tradicionales de la forja son: la fragua, yunque, martillos, y tenazas. Es interesante el hecho de que al observar una de estas piezas, el ojo experto, puede adivinar aproximadamente como se trabajó el metal.



El acabado del hierro

El hierro tiene el problema de la oxidación y este se acentúa en ambientes exteriores y húmedos. Para contrarrestar el deterioro se han utilizado históricamente 3 acabados principales: pintura negra, ceras y líquidos antioxidantes.

Aunque las tres se consideran tradicionales, la cera es la que ofrece un resultado más natural, ya que forma una bella pátina sobre metal brillante semi ennegrecido, lamentablemente no siempre es posible utilizarla, por ejemplo en instalaciones exteriores y con lluvia, es preferible utilizar la pintura.



Puertas antiguas de hierro forjado. Puerta del colegio "Les Teresianes", Barcelona. Diseñadas por Gaudí.

Banco de parque de forja inglesa. Laterales del banco originales de Coalbrookdale, Inglaterra.

Campana y pedestal acoplado a la pared. Campana de bronce con pedestal de hierro, circa 1900.

Enorme candelabro de techo isrraelí. Candelabro de hierro procedente de Israel 1920, transformado a eléctrico.

Figuras de metal en el jardín del pintor Sorolla. Esculturas de hierro en el patio de la casa de Joaquín Sorolla, Madrid.

Par de espadas toledanas. Espadas forjadas en Toledo, expuestas en la catedral de la ciudad.

Pequeños ángeles en fuente de agua. Ángeles en fuente de agua, Jardín de Joaquín Sorolla.

Tanque de peces para jardín s. XIX. Tanque para peces de 1880, diseño victoriano.

Mueble exterior terrario. Terrario para jardín, periodo victoriano.

Puerta de madera con incrustaciónes en metal. Tirador y manija de hierro forjado incrustado en puerta de madera, circa 1850.

Mueble americano de metal fundido. Creación contemporánea de Victor Stanley, USA.